Noticias

El euskera lleva 30 años de paralizacion en la Universidad Publica de Navarra

2017-11-09

Esta semana, desde Sortzen, nos hemos unido a la reivindicacion de sindicatos y colectivos de estudiantes de la UPNA, asi como de Iruñerriko Euskalgintza. Por un lado para criticar el Plan Guia del Euskara de este universidad, así como para decir que ya es hora de dar paso a los estudios en euskera dentro de la UPNA.

Queremos dejar claro que es derecho del estudiantado del modelo D que así lo desee, realizar sus estudios, universitarios tambien, en euskera. Es por ello que desde Sortzen apoyaremos todas las iniciativas en este sentido que se realizaran los próximos días. Adjuntamos la noticia y fotografia publicadas en Diario de Noticias.

“Había expectación ante lo que proponía el equipo rectoral, pero lo que ha surgido es decepción” - “Algunas declaraciones triunfalistas de responsables de la UPNA nos producen vergüenza ajena”

Pamplona - Diversos colectivos de la UPNA y del mundo euskaltzale así como tres sindicatos criticaron ayer tanto el fondo como la forma del futuro plan director que regulará en el campus el tema del euskera. Ikasle Abertzaleak, el Grupo de Euskara de la UPNA, ELA, LAB, STEILAS, Hizkuntza Eskubideen Behatokia, Iruñeko Euskalgintza y un grupo de trabajadores de la UPNA consideraron que las fechas (verano) y el modo de tramitación no ha favorecido una participación eficaz al tiempo que, en cuanto el resultado, echan de menos un “diagnóstico”, una justificación de la oferta vía créditos anunciada y una apuesta más valiente sobre impartir grados completos en formato bilingüe; después de 30 años de historia y con una llegada de generaciones euskaldunes al campus que rondan el 30% del alumnado.

Según explicaron, después “el motivo” de rueda de prensa era hacer “una valoración sobre el Plan Director del Euskara que se presentó en la UPNA el pasado mes de agosto. Al tratarse del primer plan del actual equipo rectoral -continuaron-, y tras diez años en los que no ha existido un instrumento de estas características, había cierta expectación por ver qué era lo que proponía el equipo rectoral, y no podemos ocultar que a su lectura ha seguido un sentimiento de decepción, ya que nos ha parecido insuficiente desde varios puntos de vista”. En este sentido cuestionaron las fechas en las que se ha presentado; el hecho de que no haya una decisión de extender la oferta bilingüe a grados que no sean los iniciales de Magisterio; la falta de un “diagnóstico” en profundidad; la “improvisación y voluntarismo” que intuyen tras considerar que el incremento de 488 créditos responde más a adecuar la oferta a los recursos de profesorado actual y no a la demanda social; la falta de una apuesta por titulados sociosanitarios bilingües pese a las necesidades del sistema público y la presencia de un 50% de alumnado euskaldun en Enfermería; y, finalmente, la ausencia de prospecciones en Secundaria para contemplar medidas a futuro.

Por todo ello, dijeron, “queremos señalar que las valoraciones triunfalistas acerca del Plan que hemos oído estos días pasados, en declaraciones de responsables de la UPNA producen vergüenza ajena” ante lo cual, los portavoces de estos colectivos (Garbiñe Petriati y Josu Encinas Ularte) solicitaron “al Rectorado de la UPNA y al Gobierno de Navarra que remodelen este Plan Director del Euskara”. Y en cuanto a cómo tendía que ser esa revisión señalaron que debería fomentar “la participación del alumnado y de los agentes sociales; definir con claridad y precisión sus objetivos basándose en un diagnóstico profundo y teniendo en cuenta las oportunidades y potencialidades existentes en las diferentes carreras; proponer actuaciones concretas; dotarlo de los medios necesarios; y, expresar el horizonte temporal o calendario a través del cual se harán efectivos”, concluyeron.

¿por qué es insuficiente?

Forma: “El hecho de que el plan se haya dado a conocer el mes de agosto ha dificultado la participación de los alumnos y los agentes sociales. A ello habría que añadir que no ha sido suficientemente publicitado”, dicen.

No hay nuevos grados bilingües. Según explican, el plan no prevé nuevos grados en euskera más allá de los de Magisterio que existen desde hace 30 años cuando la sociedad navarra “ha cambiado” y un 30% del alumnado estudia ya en euskera.

Sin diagnóstico ni planificación suficiente. Estos colectivos echan en falta la concreción o profundidad tanto en el diagnóstico previo como en la calendarización de las medidas.

“Improvisación y voluntarismo”. En su comunicado se preguntan por las razones de que el aumento de créditos se cifre en 488 “sin definir por que se da ese número ni concretar en qué estudios se van a dar” lo que les lleva a pensar que la oferta “se articulará en función de la capacidad lingüística del profesorado contratado”. “En el terreno académico, la indefinición de objetivos es manifiesta. Desgraciadamente, nos tememos que este plan ahonda en la tradicional improvisación y voluntarismo con el que se trata el euskara en la institución. Resulta evidente la absoluta falta de una reflexión verdaderamente estratégica acerca de hacia dónde quiere avanzar”, aseguran.

El caso de Enfermería. “La situación de la Escuela de Enfermería ilustra perfectamente esta falta de planificación: la Escuela que mayor porcentaje de alumnos y alumnas euskaldunes presenta es, precisamente, aquella en que la oferta es menor. Allá donde el porcentaje de alumnos y alumnas euskaldunes es en torno al 50%, donde por lo tanto se dan las condiciones, al menos potencialmente, para una mayor oferta académica, ésta es casi inexistente. Se da la circunstancia agravante, además, de que gran parte de ese alumnado trabajará en el servicio público, donde, como es sabido, la ciudadanía no puede acceder a ser atendida en la sanidad pública en euskara, viendo conculcado su derecho a ello, por falta de profesionales capacitados”, señalan.

Sin prever el futuro. Censuran, finalmente que “el plan no contemple ninguna medida tendente a realizar prospecciones en la enseñanza secundaria, para conocer las intenciones del alumnado respecto a sus estudios universitarios o de formación profesional, para poder predecir, en la medida de lo posible, cuáles pueden ser las prioridades e intereses de ese alumnado con respecto a sus estudios, cuáles estarían dispuestos a continuar en euskara, de existir oferta, etc.”

El euskera lleva 30 años de paralizacion en la Universidad Publica de Navarra

Bideoak