Euskaraz Mintz@

En la misma línea de objetivo principal de los planes lingüísticos de las escuelas, Euskaraz Mintza quiere ser una ayuda para la transmisión de nuestra cultura y para el desarrollo global del alumnado. Es por ello que el objetivo principal de este proyecto es conseguir que el euskera, además de ser un idioma educativo, sea también la lengua de relación natural.

¿QUÉ ES EUSKARAZ MINTZA ?

 Euskaraz Mintza es una iniciativa que surge en Sortzen-Ikasbatuaz de la creencia de que es importante la motivación de los jóvenes y niños/as. Y para lograrlo y promover el uso del euskera, ponemos monitores y monitoras durante algunas horas de juego.

 JUSTIFIKAZIOA

 1.    Sociolingüística: 

 En una situación sociolingüística normalizada, el trabajo principal de la escuela sería dirigir el trayecto cultural, ya que los idiomas que no se tratan en la escuela se aprenden en el entorno familiar y de amistad.

 Pasado el periodo en el que el modelo casi exclusivo a imitar es el/la profesor/a (3-6 años), la relación entre amiga/os va tomando cada vez más importancia. El/la niño/a empieza a utilizar los registros que le proporciona el castellano (televisión, amistades…).

 Al desarrollarse la socialización, el castellano empieza a ser el idioma utilizado fuera del aula, y más adelante, en los ciclos superiores e institutos, se empieza a utilizar también en el aula.

 Las escuelas deben percatarse de este problema e intentar solucionarlo, porque, entre otras cosas, es un hecho que condiciona mucho el desarrollo escolar.

 2.  Factores endógenos de la enseñanza 

Por un lado, el euskera lleva poco tiempo en la educación reglada, y por otro lado, un alto porcentaje del profesorado es euskaldun berri. Debido a ello, tenemos graves problemas y dificultades para conseguir trasmitir la fluidez del lenguaje coloquial en las escuelas.

 3.  El profesor tiene demasiado trabajo 

La situación de los ratios en muchos centros de inmersión agrava de por sí las dificultades, y, en nuestra opinión, las ayudas son escasas.

Por todo ello, hemos puesto en marcha Euskaraz Mintza. Lo ideamos para dar la vuelta a esta situación, y es importante recalcar que seguimos trabajando en ello.

Con este proyecto, intentamos ofrecer a los/las niña/os esos registros lingüísticos que no les ofrecen ni la familia ni la calle.

Aunque pensamos que no es una labor exclusiva de la escuela, creemos que todos tenemos la responsabilidad de trabajar en ello (sobre todo en los centros de inmersión, ya que los padres no son euskaldunes).

 Por medio de la monitorización de algunas horas de juego, ofrecemos al alumnado de infantil y primaria estos registros lingüísticos. Estamos seguros que ello les llevará a usar el euskera también fuera de la escuela.

Tanto en infantil como en el primer ciclo de primaria, usamos, casi exclusivamente, los juegos tradicionales como herramienta. Por un lado, porque hacen posible la participación, y, por otro lado, porque, como no se usan hoy en día, carecen de clichés lingüísticos predeterminados del castellano. Además, de esta manera, también conseguimos recuperar aquellos juegos que están a punto de desaparecer.

Las experiencia nos ha enseñado que a partir de cierta edad (en especial 5º y 6º de primaria) los alumnos y alumnas no están a gusto con los juegos tradicionales que se ofrecen. Es por ello, que para ellos hemos preparado otro tipo de actividades, como por ejemplo, diseñar una revista, papiroflexia, malabares, herri kirolak… De este modo, conseguimos motivarlos más y seguimos promoviendo el uso del euskera de modo natural.

EL PROYECTO TIENE CUATRO FASES

1. Formación:

Son cursos que ofrecemos a para monitoras/es, profesorado y demás trabajadores/as, para conseguir que los educadores conozcan los juegos. Será obligatorio que participe un profesor por ciclo: se le enseñarán los juegos, y él/ella los dará a conocer al resto del profesorado. Además, es interesante la participación del personal no docente y de comedor. Este proceso es fundamental para la fase de desarrollo del programa.

2.    Monitorización del recreo:

Este proyecto se puso en marcha en 2000, en 6 escuelas, y a día de hoy, está implantado en 28. El/la monitor/a realiza en el centro 2 sesiones de media hora jugando con los niña/os, y una hora más, para realizar actividades de coordinación, recopilación de juegos y desarrollo del proyecto.

3.    Taller de juegos para padres/madres:

 Los padres y madres que lo deseen recibirán un curso de 12 horas para aprender juegos en euskera y usarlos con sus hija/os. El curso está preparado para que puedan seguirlo sin problemas aquellas personas que no saben o no tienen nivel suficiente de euskera. En las escuelas donde está en marcha nuestro proyecto, este taller se ofrece anualmente.

4. Participación:

Esta fase está dirigida al alumnado de 5º y 6º de primaria, para poder garantizar su participación. Como ya hemos comentado anteriormente, hemos preparado otro tipo de actividades para ellos/as: malabares, crear una revista, papiroflexia… Al mismo tiempo, para potenciar las relaciones entre centros, durante el tercer trimestre nos centramos en los deportes vascos, y organizamos un campeonato inter escolar de Herri Kirolak dentro de la fiesta de la Nueva Escuela Pública Vasca, que celebramos cada año en el parque de la Taconera de Iruñea. La única condición para participar es que se hable sólo en euskera.

Para lograr todo esto, es muy importante el trabajo de nuestras monitoras/es. Nuestra función va unida al plan de euskaldunización de la escuela, y tenemos la responsabilidad de llevarlo adelante, trabajando la relación y participación con el responsable de euskera, el profesorado, dirección y alumnado, acordando y evaluando la programación, rellenando hojas de valoración, marcando objetivos y dando nuevos pasos.

 No somos únicamente monitores/as  para entretener a los niños/as con juegos, sino que también somos parte del proyecto Euskaraz Mintza.